El Sillón del Búho: Toni Grimal

Hoy es un día especial, no solo porque estamos de celebración, sino porque en esta sesión del Sillón, me hizo el honor de aceptar participar, alguien a quien le estoy muy agradecida, ya que sin su ayuda este blog quizá se hubiera tardado más en arrancar, estuvo ahí apoyando, enseñándome a manejar, lo que en su momento yo llamaba el artilugio satánico (lease blog).
Propietario de uno de los blogs más completos, no solo escribe unos relatos del género fantasía épica que a muchos nos gustaron (aunque él parece no creerse mucho las opiniones), no solo tiene relatos, hace reseñas, tiene una sección muy buena de historia, fondos de pantalla, en fin es un blog muy conocido en la red, con cientos de visitas al día. Y como si ésto fuera poco, está por publicar su primera novela, cuyos personajes algunos ya conocemos y seguro muchos más conocerán y les gustarán. Muchos saben de quien se trata, para los que no, nació en Reus, Tarragona en 1978, ha vivido entre Zaragoza y Reus toda su vida. le gusta escaparse a Jaca, en la provincia de Huesca, escucha The White Buffalo y Noah Gundersen, más concretamente DearGod Creo que de él se puede decir mucho, es un personaje enigmático, muy reservado, pero es una persona a quien se le puede pedir ayuda y no dudará ni un momento, en fin creo que podría seguir diciendo mucho, pero es mejor que los deje ya directamente en la grata compañía de:

Toni Grimal 
Quien toma asiento y amablemente nos responde:
(Fue un poco más larga esta sesión, pero no todos los días estamos de aniversario, había que aprovechar, que le pude robar un tiempo a Toni).

1.-¿Crees que la fantasía épica está bien posicionada como género literario?

Lo primero antes de nada me gustaría felicitarte por el aniversario del Blog y agradecer el honor de poder estar aquí en esta fecha tan importante. En los últimos tiempos, según creo, el género fantástico parecía haberse reinventado y comenzaba a gozar de cierto tirón, gracias en parte a los esfuerzos de Martin, Patrick Rothfuss, Erikson y compañía. De unos años aquí, entre el 2005 y 2006, aparecen autores como Abercrombie, con su Primera Ley, y el señor Kearney con Las Monarquías de Dios, aunque éste último publicó el primer libro de la saga allá por 1995. En mi opinión, el nivel sigue manteniéndose alto, la cosa se mueve y todos vivimos una época de felicidad.Después, en los tiempos que nos ocupan, la cosa se vuelve medio rara y aparece el fenómeno Amazon y demás plataformas que permiten que todo aquel que quiera publique su libro, incluyendo a un servidor. Obviamente no es sólo un mal negocio para la Fantasía, lo es para la literatura en general. Que todo el mundo pueda tener su propio libro en su mesita de noche está muy bien, yo quiero el mío, pero tenemos que ser serios. Yo creo que la Fantasía es el género que más golpeado se ha visto tras lo mencionado, creo que está en un momento crítico. 


2.-¿ Que género literario es el que menos te atrae, tanto para escribir, como para leer y porqué?

Bueno, como ya sabrás, hace algún tiempo me metí en un sarao del que salí bien escamado, aunque aún hay gente por ahí que me pregunta por los relatos, me refiero a los escritos sobre Michelle y Bryan. Recuerdo que no me apetecía escribir nada de temática romántica, aun así lo hice porque me lo pidieron dos personas muy especiales para mí. El resultado todo el mundo lo sabe, escribí un montón de chorradas que más tarde terminé abandonando. Hoy en día ni lo leo ni lo escribo, está totalmente prohibido para mí.


3.-¿Alguna manía o cábala que tengas antes de sentarte a escribir?

Normalmente le doy un repaso a las gafas, para ver bien, cierro la puerta de la habitación, pero no del todo, si no las gatas la arañarían y no podría concentrarme, y bajo la persiana hasta que el reflejo de los cristales del vecino deja de molestarme. No suelo hacer cosas raras la verdad… 


4.-¿Qué errores más comunes, crees que se cometen al escribir una novela o relato?

Lo primero es no saber dónde te metes, el caso de Michelle y Bryan es el mejor ejemplo que puedo darte. Creer a pies juntillas todas las alabanzas que recibes también es un problema serio que acarrea aislarte de la realidad y creerte un Stephen King. Exceso de adverbios terminados en mente, argumentos poco definidos, personajes poco creíbles, etc… 


5.-¿Qué otras cosas además de escribir te gusta hacer?

Me gusta mucho tocar la guitarra, aunque tengo los dedos muy gordos y la verdad no se me da muy bien. Disfruto mucho leyendo un buen libro, caminando por la montaña o visitando castillos. Aunque siempre que hago alguna de estas actividades, incluso tocar la guitarra, de algún modo mi cabecita está creando situaciones que más tarde intento plasmar en el papel.


6.-¿Crees que el haberte iniciado como bloguero te represente alguna ventaja a la hora de publicar un libro?

Para nada. Es cierto que si tienes un blog que funcione bien, Las Almenas no se pueden quejar, llegas a más gente y son muchos más los que conocerán tu obra, pero eso no te asegura que una editorial se interese por ti.


7.-¿Qué tanto de ti hay en los personajes de tus relatos?

Bastante: siempre intento crear personajes que resulten creíbles, protagonistas que no puedan ser encasillados entre buenos y malos, intérpretes que despierten el interés del lector con sus acciones. Unos tienen más de mí que otros, eso siempre es así, pero todos salen de mi cabeza y eso les convierte en pedacitos de mí. 


8.-Ésta no es una pregunta, pero cuéntanos una anécdota, algo inusual o gracioso que te haya sucedido desde que comenzaste a publicar tus historias.

Bueno, hace año y medio, cuando empecé a escribir, recibí un montón de críticas que me dejaron casi para el arrastre. Aún no había comenzado y ya estaba pensando tirar la toalla, algo no habitual en mí. Recuerdo que me dieron cera por todas partes. Que muchos de los análisis rozaban el mal gusto, y otros tantos lo rebasaban de forma alarmante con un claro propósito de hacer daño. Un día recibí un par de mensajes en mi cuenta de Facebook, se trataba de una chica que había visto los relatos de Michelle y Bryan y quería comentar conmigo los pormenores y darme algunos consejos. No le hice ni caso, tal era mi grado de frustración que lo primero que pensé fue en bloquearla. Más tarde, cuando fui recuperando la serenidad y conseguí aislarme de las críticas no constructivas, porque no todas fueron ataques, y muchas me sirvieron para mejorar, decidí echar un vistazo a los mensajes de esta persona y contestarle agradeciendo su esfuerzo. Hoy en día esta persona se ha convertido en mi mano derecha y mi Hermana Juramentada; se trata de Carolina Moreno Azua, a la que desde aquí envío un saludo grandioso y toda mi gratitud. “Que nada nos detenga”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte, comenta, difunde…

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...